Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Conservatorio Nacional de Música de Quito’

Cuba

Ecuador

ORQUESTAS, BANDAS Y CONSERVATORIOS BAJO LA LUPA DE ESPECIALISTAS CUBANOS

El 21 de marzo de 2009 concluyó el análisis que varios especialistas y funcionarios del Instituto Cubano de la Música realizaron en siete orquestas, entre las sinfónicas, filarmónica y juveniles; doce bandas de distinto formato –parroquiales, municipales, estudiantiles y sinfónicas-; y, cinco conservatorios.

Del informe presentado se desprenden varias conclusiones que deberían ser estudiadas por los Ministerios de Educación y Cultura, con el afán de mejorar el nivel académico de los músicos ecuatorianos. La punta del ovillo se encuentra en los conservatorios, entidades encargadas de la formación musical de quienes, en algún momento, pasarán a formar parte de las bandas y orquestas sinfónicas del país. La inadecuada aplicación de planes y programas de estudio, según el informe presentado, genera una contradicción en la formación a nivel superior, pues los estudiantes son aceptados y titulados sin los conocimientos musicales que deberían tener en tal nivel. La anárquica manera de manejar las matrículas al interior de los conservatorios, genera la existencia de demasiados estudiantes en especialidades saturadas –piano, violín, guitarra, flauta y percusión-, en descuido de otras áreas que, precisamente, son las secciones más débiles de bandas y orquestas. La delegación cubana sugiere revisar los programas de estudio y su correcta aplicación, así como la temprana vinculación de los estudiantes a las orquestas sinfónicas, previa la creación de convenios de cooperación institucional.

El análisis de la situación de los conservatorios recae en el escenario de las orquestas y bandas. Éstas últimas fueron analizadas de modo diferente según su formato y nivel académico. En general, se detectó una falta de formación musical tanto en los instructores de las bandas (populares y estudiantiles), cuanto en sus integrantes. La propuesta de la delegación cubana es propiciar una capacitación completa a los arreglistas y profesores que están a cargo de las bandas en mención. Se reconoce la existencia de músicos profesionales en la bandas de concierto, que podrían coadyuvar a mejorar el nivel musical de las otras bandas.

Por otro lado, la situación de la orquestas sinfónicas, producto, en su mayoría, de la formación de sus integrantes en los conservatorios, revela una clara deficiencia en varias de sus secciones. Orquestas sin directores titulares que se encuentran  a cargo de alguno de sus integrantes sin la capacitación suficiente para tal cometido; músicos con nombramiento cuya capacidad musical no puede ser evidenciada con audiciones o evaluaciones, bajo el argumento de un marco legal que lo impide; avanzada edad de algunos integrantes con nombramiento que impiden la sucesión de músicos jóvenes; repertorios por encima de su calidad interpretativa; ausencia de música ecuatoriana en sus interpretaciones; secciones incompletas; son algunas de las observaciones que la delegación cubana detalló en su informe en la sección que compete a las orquestas. Las sugerencias, en este caso como en los anteriores, son varias y tienen que ver con la capacitación profesional, sobre todo de director de orquesta. Plantean concursos de oposición para llenar vacantes y una reglamentación que norme el acceso y permanencia de los músicos en las orquestas, así como su evaluación permanente. En este caso, como en el de las bandas, se propone llevar de manera adecuada los archivos de música para llegar a establecer intercambios de los repertorios con sus similares. La inclusión de música ecuatoriana, a través de concursos de composición o ciclos de compositores debería ser una obligación de las orquestas sinfónicas, pues es un repertorio que debería primar.

Las observaciones, conclusiones y sugerencias reveladas en el informe no deben mirarse como una crítica negativa al trabajo que realizan conservatorios, orquestas y bandas, sino como un aporte para su mejoramiento. Sin duda alguna, la experiencia cubana puede resultar enriquecedora al momento de intentar una reestructuración en la entidades indicadas, con el único afán de elevar el nivel de los músicos y la música ecuatoriana.

El informe está presentado y cada institución analizada recogerá las observaciones que se ajusten a su realidad. Está en manos de los Ministerios examinar las sugerencias desplegadas y acoger las que concuerden con el contexto ecuatoriano; pero también está en manos de los músicos exigir el mejoramiento del nivel formativo de los conservatorios, que hagan de las orquestas y bandas ecuatorianas instituciones de prestigio y competencia.

INFORME DE LA VISITA A ECUADOR DE FUNCIONARIOS DEL INSTITUTO CUBANO DE MÚSICA

Funcionarios y especialistas del Instituto Cubano de la Música, realizaron una visita al Ecuador para elaborar un diagnóstico preliminar sobre la situación de las bandas y orquestas sinfónicas. Este trabajo se realizó como parte del convenio de colaboración entre los Ministerios de Cultura de Cuba y Ecuador.

La delegación visitó las ciudades de Quito, Esmeraldas, Loja, Cuenca y Guayaquil, arrojando los siguientes resultados y conclusiones:

Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador en República Dominicana

ORQUESTAS SINFONICAS

Þ    Las orquestas sinfónicas necesitan la creación de un cuerpo legal que avale la organización, calidad y articulación de su trabajo; que les permita normar el sistema de acceso y permanencia de los músicos en las orquestas; que les obligue a cumplir con un sistema de oposiciones y audiciones que garantice la calidad de la agrupación. Orquestas como la de Quito, Guayaquil y Cuenca chocan con dificultades legales que les impiden audicionar a los músicos principales. Se ha demostrado inconsecuencias con los resultados técnico-artísticos de músicos que tienen nombramiento.

Þ    Las vacantes existentes en las orquestas (ninguna de ellas presenta una plantilla completa) deben llenarse con un sistema de oposiciones y audiciones sistemáticas. Se sugiere tener en cuenta el promedio de edad existente, en cada orquesta, para proceder al relevo y a la planificación de la formación requerida por especialidades. Se definió que en la Orquesta Sinfónica Nacional, el promedio de edad es avanzado; en la de Guayaquil de 40 años; en la de Loja es joven; y, en la de Cuenca es más avanzada que en Loja.

Þ    Por diversas vías procurar la formación de Directores de Orquestas para cubrir las necesidades de Directores Titulares, así como de Asistentes. Lanzar convocatorias para concursos de oposiciones, priorizando a los residentes en el país. Se ofrece la posibilidad de estudiar dirección orquestal en Cuba. Ni la orquesta de Loja ni la de Cuenca cuenta con un Director Titular; ambas agrupaciones se encuentran bajo la dirección de uno de sus integrantes que no presentan las condiciones técnicas adecuadas para tal efecto. La orquesta de Guayaquil fue calificada con un trabajo de dirección estable.

Þ    La creación y generación de grupos de cámara dentro de las orquestas son fundamentales para el fortalecimiento de la agrupación. Solo la orquesta de Loja cuenta con esta posibilidad.

Þ    Con excepción de la orquesta de Guayaquil, se observó que el repertorio que interpretan las agrupaciones, muchas veces, está por encima de sus posibilidades interpretativas. Se sugiere socializar los archivos de cada orquesta, promoviendo el intercambio  y/o reproducción del repertorio a interpretar, según sus condiciones técnicas.

Þ    Parte importante de los programas de las orquestas debería ser la interpretación de obras ecuatorianas. Para tal efecto, se sugiere efectuar ciclos de compositores y estimular la realización de concursos de composición.

Þ    La programación de las orquestas resulta, según esta evaluación, anárquica y asistemática y no se corresponde con los momentos de mayor demanda de recreación por parte de la población.

Þ    Del análisis hecho, se ha observado que existe un movimiento de orquestas sinfónicas infantiles y juveniles que se ha ido generando de forma espontáneas, a través de acciones independientes.

BANDAS PARROQUIALES, POPULARES, MUNICIPALES, PROVINCIALES, ESTUDIANTILES

Þ    Del diagnóstico realizado, existe un amplio movimiento de bandas populares y estudiantiles. En el caso de las bandas populares, no tienen un formato definido pues se trata, en su mayoría, de artistas aficionados sin formación musical. El repertorio interpretado no se encuentra sistematizado y los arreglistas trabajan de manera empírica.

Þ    El análisis resalta el trabajo que se realiza en el Centro Cultural Mamacuchara, con 39 bandas parroquiales que cuentan con 12 instructores con nombramiento que, sin embargo, no tiene formación musical.

Þ    Las plantillas de las bandas municipales y provinciales no se ajustan al formato universal, generando un desequilibrio sonoro entre secciones. No tienen definida una programación aunque son músicos profesionales.

Þ    En lo referente a las bandas estudiantiles, el trabajo destaca la importancia que se le brinda al carácter militar en desmedro de la parte artística. Las sugerencias apuntan a la capacitación y entrenamiento que los instructores de la bandas estudiantiles, podrían recibir por parte del Ministerio. Se añade a esta sugerencia la elaboración de manuales para cada uno de los instrumentos de la bandas y para el solfeo. Trabajar, además, en la parte artística con temas folklóricos y nacionales.

Þ    Se sugiere la presencia de instructores cubanos para la capacitación de profesores ecuatorianos que asuman la creación de nuevas bandas de concierto, a partir de nuevos planes y programas de estudio.

Þ    La delegación sugiere hacer un diagnóstico de las bandas en todo el país, en referencia especial a la cantidad de bandas y su formato, al repertorio y su estructura, y a la educación musical de sus instructores.

Þ    Procurar el rescate del repertorio de las bandas, en procura del rescate, especialmente, de la música ecuatoriana. Trabajar en una programación acorde a los intereses y necesidades de cada sector donde la banda está ubicada.

Þ    Las plantillas de las bandas estudiadas, en su mayoría, no están completas. Se sugiere estandarizar los formatos de acuerdo a las normas universales establecidas.

CONSERVATORIOS DE MÚSICA

Þ    La formación que brindan estas instituciones musicales no cubren las expectativas cualitativas ni cuantitativas para completar las orquestas sinfónicas.

Þ    Se detecta anarquismo en las matrículas, al encauzar a los estudiantes solo a las especialidades de piano, violín, flauta, guitarra y percusión, sin tomar en cuenta las necesidades de otras especializaciones en el movimiento profesional.

Þ    Los conservatorios no vinculan la práctica pre-profesional al trabajo de las orquestas sinfónicas; no existen convenios interinstitucionales al respecto.

Þ    Las dificultades para aplicar correctamente los planes y programas de estudio, desembocan en las contradicciones encontradas con la formación de nivel superior, que acepta y titula estudiantes sin conocimientos musicales previos.

Enrique Pérez Mesa, Director de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba

Carlos Puig Premión, Director de la Banda de Concierto de Bayamo

Omaida Milián Martínez, Directora de Desarrollo Artístico del Instituto Cubano de la Música

Inolidia Ortíz Socarrás, Directora de Programas Culturales del Instituto Cubano de la Música

Leonardo Cárdenas Palacios, Consultor ecuatoriano contratado por el Ministerio de Cultura del Ecuador

DOCUMENTO COMPLETO:

INFORME VISITA A ECUADOR – CUBA

Read Full Post »

Read Full Post »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.